Buscar
  • psicologaintegra144

Derviches de la Tradición Mevleví

Actualizado: 7 de may de 2019


Derviche significa literalmente “el que busca las puertas”, proviene de la palabra persa darvīsh, término habitual para denominar a los mendicantes ascéticos y también para referirse a un temperamento imperturbable o ascético, que es indiferente a los bienes materiales.


Un derviche es un miembro de una tariqa o cofradía religiosa musulmana de carácter ascético o místico (sufí).

La primera cofradía de la que se tiene constancia fue creada en 1166 y fundada por 'Abd al-Qádir al-Yilani.


El nombre Mevleví proviene de "Mevlana", tratamiento que se le daba al poeta persa Rumi que era un Maestro (sheyj) de derviches y a quien debemos la danza derviche o Sema la cual se originó entre los místicos de la India y de Turquía.


Consiste en una danza de hombres y ahora también de mujeres en occidente, acompañada por música de instrumentos tradicionales como son los tambores, flauta, violines entre otros.


Los danzantes, giran sobre sí mismos con los brazos extendidos, simbolizando "la ascendencia espiritual hacía la verdad, acompañados por el amor y liberados totalmente del ego". Los danzantes son llamados Derviches Giróvagos o Derviches Giradores.


Tradición Sufí


Esta Tradición propone un camino de búsqueda de la experiencia de Dios para alcanzar la unidad a través del amor. Su propósito es inspirar una unión entre los seres humanos y Dios, mediante la elevación del alma a unos estadios más elevados de conciencia. Además de esta faceta espiritual, el sufismo ha dado lugar a una rica cultura, en forma de música y poesía, que se ha desarrollado en diferentes ámbitos y países, siendo especialmente destacables a este respecto los ejemplos de Turquía y Pakistán.


La mayoría de los sufíes están organizados en tariqas o cofradías, que han creado elaborados rituales de recitación, que incluyen danzas destinadas a generar estados místicos que faciliten el camino del iniciado (muridin) hacia la unión con Dios.


La danza de los derviches no es al azar, cada movimiento, cada gesto simboliza alguna cosa. Los giros se practican según determinadas reglas, en lugares y momentos precisos. La mano derecha se coloca extendida hacia lo alto con la palma mirando hacia el infinito, la mano izquierda se dirige hacia la tierra. De esta manera el bailarín se convierte en un mediador entre el cielo y la tierra, lo infinito y lo finito, la persona se vacía para ser un canal de lo divino.En este rodar rítmico se busca entrar en unión con el Todo olvidándose de uno mismo.


Los mevlevíes alcanzan el éxtasis místico gracias a la danza, símbolo del baile de los planetas. Los derviches giran sobre sí mismos hasta conseguir el éxtasis. La danza es acompañada de flautas, atabales, tamboriles, esa especie de violines llamados kamanché, y laúdes de mástil largo como el saz turco.


La Tradición Sufí no es una religión ni un culto. Es una filosofía de vida y su objeto es ofrecer al hombre una vía, un camino práctico que le permita alcanzar un grado de conciencia superior y, por medio de este estado elevado de conciencia, comprender su relación con el Ser Supremo.




Rumi - poema

¿Qué puedo hacer, oh musulmanes?, pues no me reconozco a mí mismo.

No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán.

No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar.

No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios.

No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego.

No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad.

No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia.

No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán.

No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno.

No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni de Rizwán.

Mi lugar es el sinlugar, mi señal es la sinseñal.

No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al alma del Amado.

He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno;

Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo.

Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida;

no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana.

4 vistas

© 2019 Todos los derechos reservados.Prohibida la reproducción parcial o total si el consentimiento del autor/propietario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aviso legal y Politica de privacidad pulsa aquí.

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Blogger - círculo blanco
Suscríbete a nuestro boletín